Veneco

  • Suscribirse

  • Lo más reciente

  • AddThis

    Bookmark and Share
  • Calendario

    noviembre 2006
    L M X J V S D
    « Oct   Dic »
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    27282930  
  • Archivo

  • Twitter

  • Categorias

Chavismo prepara al mundo para aceptar un fraude

Posted by Ricardo en 29 noviembre 2006 23:23

Por John Salas y Thor Halvorssen
Español. English.

Cuatro encuestas pagadas por el gobierno recorren el mundo en medios claves

Aparato cubano-venezolano de relaciones públicas y lobby opera a toda máquina previo a las volátiles elecciones presidenciales del domingo, creando una matriz que pudiera permitir al presidente Chávez desconocer resultados desfavorables.

Encuestas internacionales y nacionales que muestran al candidato opositor Manuel Rosales empatado o delante de de Hugo Chávez no se reflejan en los medios norteamericanos e internacionales.

Solo se comentan en los medios internacionales las encuestas pagadas por el gobierno que muestran a Chávez con una ventaja dudosa.

Associated Press, CNN, Televisora Española y otros medios son acusados de cobertura parcializada a favor del gobierno de Chávez.

La oposición alerta ante la posibilidad de trucos en un sistema electoral en el que se atrincheran funcionarios leales a Chávez y máquinas cuestionadas.

Una semana antes de las cruciales elecciones presidenciales venezolanas del domingo próximo, muchas encuestas serias –internacionales y nacionales– reflejan una competición empatada o con el candidato opositor Manuel Rosales a la cabeza; estas encuestas reportan un progresivo deterioro en el apoyo hacia el presidente Chávez, y a Rosales surgiendo rápidamente y comenzando a alejarse del presidente.

Sin embargo, las únicas encuestas que se están recogiendo en los periódicos internacionales y comentando en la radio y la televisión alrededor del mundo son cuatro que muestran a Chávez adelante por veinte o más puntos por encima de Rosales.

¿Qué está pasando en realidad? ¿Por qué estas diferencias aparentemente inexplicables? Y, sobre todo, ¿a quién ha de creer el público norteamericano e internacional?

Hace dos semanas los respetados encuestadores norteamericanos Penn Schoen & Berland reportaron que Chávez contaba con 48% del electorado y Rosales 42%, pero con Chávez tendiendo a caer y Rosales surgiendo, por lo cual predecían una victoria de Rosales el 3 de diciembre. En su presentación de los resultados de la encuesta, Douglas Schoen describió el método utilizado, donde se abordó en la calle a encuestados anónimos y se les entregó un cuestionario impreso que era llenado y devuelto de una manera que garantizara el anonimato de la persona. Al explicar por qué había adoptado este sistema, Schoen describió un “factor de miedo” que había aparecido por primera vez en Venezuela, que si no se tomaba en cuenta distorsionaba seriamente los resultados de la encuesta. El señor Schoen aseguró que este factor de miedo no está presente entre los leales del presidente Chávez, sino únicamente entre los votantes de la oposición.

Otra encuesta hecha a principios de noviembre por Gaither International –los mismos que predijeron en 1997 la victoria de Chávez en 1998– muestra a Chávez con 52% y Rosales con 44,3%, pero de nuevo con Chávez desplomándose y Rosales subiendo. Un portavoz de la empresa reportó, igualmente, que por primera vez habían encontrado tensión y miedo en el entorno de la campaña presidencial, con muchos ciudadanos considerando que pudieran ser víctimas de represalias del gobierno si se supiera que querían votar por el señor Rosales.

El Observatorio Hannah Arndt señala que la campaña está empatada, enfatizando también que sus encuestadores tuvieron que sobreponerse a un importante factor de miedo para poder aproximarse a la verdad de lo que piensan los ciudadanos venezolanos.

Angus-Reid Global Monitor reporta una encuesta hecha por la reputada encuestadora Survey Fast –cuya clientela principal está en la banca venezolana– que señala que el señor Chávez lidera la carrera con 49%, seguido de cerca por Rosales con 47,6%, con Chávez desplomándose y Rosales subiendo a la misma velocidad, y prediciendo una victoria de Rosales en diciembre por más de cinco puntos porcentuales.

El respetadísimo encuestador suizo-venezolano, Alfredo Keller, presidente de AKSA Partners, reportó al comienzo de noviembre que el apoyo a Hugo Chávez estaba en 52% (habiendo bajado de más de 65% que tenía hace dos meses), con Rosales en 48% y subiendo. El señor Keller reporta que el apoyo duro del señor Chávez ha bajado 9 puntos hasta 22%, con tendencia a la baja, mientras que el apoyo duro a Rosales está en 29% y subiendo, prediciendo Keller que una victoria de Rosales el 3 de diciembre es muy posible.

Y CE.CA., otra reputada encuestadora venezolana, reportó la semana pasada que su encuesta muestra a Rosales liderando la carrera por primera vez, con 45,8% del electorado, seguido de Chávez con 35,3%. De nuevo, como en todas las encuestas mencionadas, se encontró que el miedo es un factor principal que entorpece la libertad de expresión de los venezolanos.

En contraste con estas hay cuatro encuestas recientemente reveladas: Zogby International, Evans-McDonough, una que se reportó como de la Universidad Complutense de Madrid y AP-Ipsos. Estas últimas encuestas han sido ruidosamente celebradas por la campaña de Chávez, pero ha caído sobre ellos un gran manto de sospecha, por diversas razones.

Se duda de la encuesta de Zogby Internacional, empresa conducida por John y James Zogby, porque James Zogby participó hace dos años en un foro –con Noam Chomsky– en el que uno de los temas a tratar era la “defensa” del régimen chavista. Los hermanos Zogby se han identificado con temas extremistas: John Zogby firmó un anuncio en el New York Times el 13 de marzo de 1988 titulado “¡Llegó la hora: ponle fin a toda la ayuda para el Israel del apartheid!”, que aseguraba que “Israel es un estado que practica el apartheid, que está fundado sobre el saqueo y basado en la exclusividad”, y que tiene “un carácter esencialmente racista”. El anuncio proponía “desmantelar el estado de apartheid y reemplazarlo con una Palestina democrática y secular”. Es interesante notar que Chávez recientemente retiró a su embajador en Israel en protesta por la guerra en el sur del Líbano. Hasta la fecha, Zogby Internacional no ha revelado quién pagó la encuesta.

La encuestadora Evans-McDonough sí reveló quién pagó su encuesta: PDVSA. la petrolera estatal venezolana, cuyo presidente se dio a conocer universalmente el mes pasado por un infame discurso en el que le decía a sus trabajadores petroleros estatales que toda la institución era chavista, que era “roja, rojita” (el color del partido de Chávez) y que cualquiera que no estuviera de acuerdo debía dejar su puesto a un “revolucionario”, o se le debía sacar “a carajazos”.

Refiriéndose a estas dos encuestas, Investors Business Daily declaró lo siguiente:

“Dando otra señal de que no se irá voluntariamente, el gobierno venezolano parece estar patrocinando encuestas pro-chavistas de dudoso mérito. Una es de Zogby, que colocó a Chávez como puntero con una extraña ventaja en dobles dígitos, pero que rehusó decir quién la había financiado. Ahora hay una nueva encuesta hecha por una encuestadora de San Francisco, Evans-McDonough, que alega que Chávez está 22 puntos por encima de Rosales, a contrapelo de lo que dicen otras encuestas. Es posible que los medios principales la reporten como noticia, pero Evans-McDonough ha estado a sueldo del gobierno venezolano en el pasado. El diario The San Francisco Chronicle catalogó a la empresa hace dos años como partidaria de Chávez. Esta encuesta fue pagada por PDVSA, la empresa petrolera cuyos trabajadores fueron intimidados para que votaran por Chávez por temor a perder sus puestos de trabajo”.

La Universidad Complutense de Madrid se distanció de la encuesta que fue publicitada como suya, señalando apenas que una de sus profesoras, Carolina Bescansa, estaba involucrada en el proyecto. La señora Bescansa fue contratada recientemente por el gobierno venezolano para llevar a cabo una investigación sobre “salud y drogas”. Una investigación ha descubierto que la persona que ordenó y pagó esta encuesta es Roberto Viciano Pastor, miembro del Partido Comunista Español quien, entre 1999 y 2000, estuvo a sueldo de la Asamblea Nacional venezolana en el período crucial en que se gestaba y estrenaba la nueva constitución. No es sorprendente que el señor Viciano haya sido visto en la toma de posesión del presidente boliviano Evo Morales y que, según la periodista Marta Colomina, la prensa boliviana haya reportado que: “A su arribo a Bolivia para asistir a la toma de mando de Evo Morales, Humala fue recibido por el ciudadano español Roberto Viciano Pastor, asesor de la Asamblea Nacional de Venezuela y extremista que hasta ha elogiado el separatismo vasco”, según América Noticias y el Diario Correo. En ese viaje, el señor Viciano sirvió de anfitrión, guía y consejero para el señor Humala, aliado de Chávez que pronto sufriría una derrota ante el ahora presidente peruano, Alan García.

La encuesta de Associated Press-Ipsos es la más curiosa de todas, al presentar la carrera presidencial como una paliza, con Chávez con 59% y Rosales apenas con 27%. William H. Klemme, en su artículo “El factor miedo sesga la encuesta de Associated Press en Venezuela”, reporta que esta encuesta se llevó a cabo en entrevistas cara-a-cara en los hogares de los encuestados, a diferencia del método de Penn, Schoen & Berland. Según una investigación llevada a cabo por Per Kurowski, una vez en la casa de la persona, Ipsos hizo una serie de preguntas detalladas acerca de proyectos del gobierno de Chávez:

14) Ahora le voy a leer una lista de proyectos, programas e iniciativas del gobierno de Hugo Chávez. Dígame por favor si ha escuchado hablar de cada una de estas: Misión Ribas, Misión Madres de Barrio, Misión Vuelvan Caras, Misión Barrio Adentro, Misión Hábitat, Misión Milagro y Misión Mercal.

14 a) ¿Cuál de estos proyectos, programas e iniciativas del gobierno de Hugo Chávez considera más importante para usted y su familia? ¿Y en segundo lugar? ¿Y en tercer lugar?

14 b) ¿Se ha beneficiado usted o alguien en su familia de estos programas?

14 c) Aparte de usted o de algún miembro de su familia, ¿conoce a alguien que se haya beneficiado de estos programas?

Inmediatamente después de hacer estas preguntas –en el hogar de la persona, en un ambiente nacional de temor y desconfianza– ¡el encuestador procede a preguntarle por cuál candidato pensaba votar!

La única justificación para un error de esta magnitud sería que los encuestadores de Ipsos desconocieran este factor de miedo. Sin embargo, las respuestas de esos mismos ciudadanos a las preguntas números 26, 27 y 28 descartan tal ignorancia:

26. El 54% de los encuestados expresó algún grado de desconfianza respecto a cómo se contarán los votos (el 30% manifestó que no estaban muy confiados o que no confiaban en nada).

27. El 58% expresó algún grado de preocupación respecto a que su voto no se mantendría secreto (el 31% estaban no muy confiados o no confiaban en absoluto en el secreto).

28. El 71% expresó alguna preocupación respecto a que las personas podrían sufrir represalias por su voto en las venideras elecciones (el 57% estaban algo preocupados o muy preocupados).

Curiosamente, únicamente estas encuestas pro-chavistas han sido recogidas y difundidas ampliamente en los medios norteamericanos e internacionales. Organizaciones como Associated Press, Reuters, CNN, BBC de Londres y la española TVE, por solo nombrar unos cuantos, aluden constantemente a la “enorme ventaja” de Chávez, y o bien no toman en cuenta las otras encuestas serias y científicas o les restan importancia, imponiendo así la creencia de que la elección presidencial venezolana es un paseo para Hugo Chávez, cuando la verdad es todo lo contrario: el presidente está en graves problemas.

¿Está el gobierno de Chávez simplemente silbando en la oscuridad, está intentando influir en los votantes haciéndose pasar por ganador cuando la realidad es muy distinta, o existe alguna otra agenda oculta?
Para responder estas preguntas, el artículo citado de Investors Business Daily afirma lo siguiente:

Cita:
“El posible objetivo de todo esto sería publicar suficientes encuestas como para indicar que Chávez es popular, permitiéndole escaparse con un escandaloso fraude. Si el 3 de diciembre ocurrieran unas elecciones teñidas de fraude que causaran una protesta clamorosa, Chávez podría escudarse con las encuestas preelectorales patrocinadas por el gobierno para tapar el escándalo en las calles”.

Respecto al clima electoral que rodea las elecciones, el experto petrolero y analista político Gustavo Coronel afirma que:

Cita:
“…el régimen se siente aterrado por los resultados de la elección. Chávez controla a cuatro de los cinco miembros del Consejo Nacional Electoral y durante los últimos dos años ha estado abultando el registro electoral con extranjeros que votarían por él a cambio de una rápida nacionalización. Se ha sabido de narco-terroristas colombianos que se han registrado y votado por Chávez en elecciones pasadas. La empresa que suministró las máquinas electrónicas de votación, Smartmatic, recibió un contrato controversial de parte de Chávez y tiene un historial oscuro. En la actualidad está siendo investigada en Estados Unidos. El registro electoral está fuertemente corrompido, y hace poco contenía a más de 39.000 votantes mayores de 100 años de edad, y 2000 que reflejaban la misma dirección de vivienda. Chávez utiliza discrecionalmente los medios del estado, mientras limita el tiempo en el aire del candidato de la oposición en las estaciones privadas, a la vez que le impide usar los medios estatales que deberían estar disponibles, según la ley, para todos los ciudadanos”.

Investor Business Daily concluye:

Cita:
“No te equivoques: las mentiras y la intimidación de Chávez no parecen acciones de un líder político convencido de una próxima victoria reelectoral. Conforme se acumulan enormes masas en las calles de Caracas, será cada vez más importante notar el papel que habrán de jugar para contrarrestar una elección potencialmente manipulada en una democracia potemkin*, capaz de engañar únicamente al observador electoral Jimmy Carter”.

potemkin es un término usado para describir la práctica de los zares rusos de erigir fachadas de pueblos felices para engañar a los funcionarios extranjeros, para que creyeran que el país era un lugar agradable y próspero.

Lo que parece obvio para los observadores independientes es que el aparato de propaganda cubano-venezolano está a plena máquina internacionalmente. Estos “encuestadores” internacionales están siendo utilizados para crear un clima en que la opinión pública internacional haga caso omiso cualquier reclamo opositor de que el proceso electoral fuera fraudulento, en caso de darse que Chávez se encarara a la derrota el 3 de diciembre y decidiera usar su peso dentro del Consejo Nacional Electoral para desviar suficientes votos electrónicos como para darle la victoria.

Algunos ejemplos de la efectividad de este aparato internacional de propaganda pueden verse en la manera en que algunos describen las concentraciones políticas de Rosales y Chávez este fin de semana pasado en Caracas: observadores independientes han calculado en 950.000 los asistentes al acto de Rosales, y 225.000 los que asistieron al acto de Chávez.

El canal de televisión CNN En Español describió la concentración de Rosales con impresionantes tomas televisivas que mostraba la enorme masa humana, habló de centenares de miles de personas, para a continuación señalar que Chávez lideraba las encuestas con treinta puntos de ventaja.

Associated Press incluyó lo siguiente en su relato:

Cita:
La multitud era de centenares de miles de personas. Los organizadores aseguraron que más de un millón de personas asistieron… A pesar del movimiento opositor revivido, Chávez sigue siendo inmensamente popular entre los pobres, especialmente aquellos que ven los beneficios de los programas sociales pagados con petróleo que abarcan desde atención de salud gratuita a bodegas gubernamentales fuertemente subsidiadas… Ernesto Galíndez, carnicero de 58 años que apoya a Chávez, dijo que le sorprendió el tamaño de la marcha del sábado, pero predijo que Rosales perdería. ‘Van a tener que esperar seis años más, porque Chávez todavía es muy fuerte, y no se va para ninguna parte’, dijo Galíndez, sonriendo”.

La descripción de Associated Press sobre la concentración de Chávez al día siguiente incluyó lo siguiente:

Cita:
“La concentración del domingo fue la más grande en apoyo de Chávez desde que comenzó la campaña en agosto, y la asistencia parecía de centenares de miles. No hubo un estimado oficial por parte de la policía… Su concentración fue un día después de que centenares de miles de leales de Rosales inundaran una autopista en una de las demostraciones antichavistas más grandes en años. Rosales, gobernador estatal que aboga por una economía de libre mercado, secundaba a Chávez por un amplio margen en una encuesta de AP-Ipsos de comienzos de este mes”.

Unas semanas antes, el 4 de noviembre, Investors Business Daily, Associated Press y Reuters tenían puntos de vista diametralmente distintos al describir una concentración masiva anterior de Rosales, realizada ese día:

IBD reportó que “Caracas no había sido testigo desde el 2002 de nada parecido a la marcha de 26 kilómetros de campaña presidencial a favor del rival de Chávez, Manuel Rosales, previa a las elecciones del 3 de diciembre. Al avanzar lentamente por la capital, la marcha atravesó barrios del este y del oeste que supuestamente serían la fortaleza política de Chávez. Hasta medio millón de personas se dieron cita, uno de cada 12 residentes de Caracas, comprobando que el alegato de Chávez de tener una persistente popularidad no es más que una farsa. La marcha fue una gran señal del rechazo de los votantes hacia Chávez y su “revolución”. Es significativo que no ha habido concentraciones comparables pro-chavistas de ese tamaño. Y no creas que Chávez no esté preocupado. El estado de ánimo en las calles de Caracas son reflejo de una encuesta del 2 de noviembre de AKSA Partners, que ubica a Chávez a apenas cuatro puntos por encima de Rosales, 52-48, con el impulso revirtiéndose a favor del retador”.

Ese mismo día, Reuters tituló: “Enorme marcha en Venezuela a favor de oponente de Chávez”, y describió a “centenares de miles de personas” que marcharon en Caracas…; “La mayoría de las encuestas hechas públicas en semanas recientes muestran a Rosales muy por debajo de Chávez, a pesar de haber unido a una oposición fracturada”.

AP tituló: “Retador principal de la oposición lidera marcha a través de capital de Venezuela”, describiendo una marcha “que atrajo a decenas de miles de personas a las calles”. La reportera de AP añadió condescendientemente: “Sin embargo, una reciente encuesta de Zogby Internacional muestra a Chávez con una ventaja de 59 por ciento a 24 por ciento sobre Rosales. La encuesta cara-a-cara a 800 votantes registrados fue conducida entre el 1º y el 16 de octubre y tenía un margen de error de 3,5 por ciento”.

Como hemos visto, Reuters también ha caído en la trampa de encuestas de Chávez. El 24 de noviembre reportó lo siguiente:

Cita:
“El presidente venezolano Hugo Chávez tiene el apoyo del 60% de probables votantes poco antes de una elección el 3 de diciembre, superando a su rival Manuel Rosales por 29 puntos, dijo una encuesta el viernes. La encuesta, realizada por el encuestador norteamericano Zogby Internacional en colaboración con la Universidad de Miami, encuestó a 800 probables votantes entre el 12 y el 18 de noviembre, con un margen de error de 3,5 puntos porcentuales. Zogby mostró a Rosales disminuyendo ligeramente la diferencia con Chávez desde su encuesta anterior, realizada entre el 1º y el 16 de octubre, que mostraba al presidente con una ventaja de 35 puntos. La encuesta se ajusta en general a lo que dice la mayoría de las encuestas independientes que muestran que Chávez mantiene una clara ventaja”.

La Televisora Española, acusada por Olympus Consulting de sesgar su cobertura a favor del senador Kerry en la pasada campaña presidencial norteamericana, y de solo reportar aquellas encuestas que mostraban a Kerry empatado con el presidente Bush o superándolo, transmitió recientemente un programa que habló de la “enorme ventaja” de Chávez, en términos que no eran sino favorables para su campaña.

Junto con la amistad infinita y el poder estratégico de Fidel Castro, Hugo Chávez heredó un aparato cubano de relaciones públicas y un lobby bien lubricados y con experiencia en negar lo innegable y defender lo indefendible. Este aparato ya funciona a toda máquina, porque Hugo Chávez se ha dado cuenta de que ocho años de gobierno con resultados pobres y a gran costo no solamente han desgastado la pasión que sentían por él durante tanto tiempo los pobres de Venezuela, sino que han puesto fuertemente en su contra a una mayoría de ellos.

Está asustado. Controla el consejo electoral. ¿Qué hará? Por ahora, está acelerando la máquina de relaciones públicas internacionales, intentando convencer al mundo de que no puede perder.

Anuncios

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: